Curacao… Un viaje ideal para los niños

Por: Vicky Herrera de Díaz

Abogado venezolana

Turista en formación

Amante de los Viajes

Madre de 5 varones venezolanos

Esposa enamorada de Adolfo Díaz

En Curacao cuentas con múltiples opciones de hospedaje y actividades para realizar, entre los hoteles mi favorito es el Marriott, sin embargo en mi último viaje a Curacao con mi tropa completa se me hizo imposible conseguir habitación allí y escogimos el Hilton, de verdad en cuanto al tamaño de las habitaciones no es la mejor opción para viajar con niños, sin embargo tanto la playa como la piscina si resultaron ideales para ellos.

La piscina de niños literalmente es para ellos, no tiene profundidad y cuenta con un parque que de alguna manera los mantenía tan felices y entretenidos que nos costaba salir del lugar.

El acuario de Curacao no deja de ser nunca una alternativa, aunque los shows y atracciones no han cambiado en mucho tiempo a mis hijos les sigue encantando. Al salir del acuario si caminas por la costa llegas a Mambo Beach donde puedes almorzar, hacer compras o simplemente quedarte en la playa.

El Rif Fort siempre es uno de mis lugares favoritos para visitar, tiene una variedad de lugares para comer muchos de ellos fabulosos y la plaza del centro tiene un encanto que mantiene a mis hijos felices corriendo y divirtiéndose, mientras nos relajamos un rato disfrutando la tarde, si sales de sus grandes murallas consigues la plaza con las fuentes de donde siempre salimos emparamados y las tiendas de muy buenas marcas por si la idea es hacer algunas compras, es la parte por donde llegan los cruceros así que bien vale la pena dar una vuelta para conocer.

En esta ocasión llegamos en pleno carnaval, y por supuesto no nos perdimos los fabulosos desfiles, que inician en la tarde y llegan hasta el anochecer, nosotros estábamos lo mas temprano posible para tener un buen lugar desde donde pudiéramos disfrutarlo todo, lo ideal es irse bien cómodo porque hay bastante por caminar y la mayor parte del tiempo estas de pie mientras pasan las carrosas.

Las playas como siempre fabulosas, Mambo Beach en mi criterio una de las mejores, considerando los servicios que prestan, quizás a alguien con mas aspiraciones de tranquilidad y paz pueda gustarle algo mas relajado y con menos alboroto. A mi me gusta lo práctico de tener a la mano las tiendas, los restaurantes con diferentes opciones para comer y los servicios sobre todo cuando viajo con mis niños.

Otra playa para recomendar es PortoMari, esta un poco retirada pero bien vale la pena, es relajada y hermosa,  tiene un restaurante donde se come muy rico, toldos y sillas para alquilar, ideal para pasar el día con los chicos en total relax.

Con los taxis me quedo un tema importante por comentar, deben asegurarse de conocer bien la tarifa y asegurarse de que el taxista esta de acuerdo con ella antes de subir al vehículo, tuve reiterados malos ratos por este motivo y de verdad es una recomendación que les hago,  probablemente es el aspecto mas negativo del viaje que les cuento. Me atrevo incluso a recomendar como una buena opción, alquilar un vehículo para movilizarte en la Isla, te será cómodo pues todo esta cerca, hay lugar para estacionar en casi todos los puntos de interés turístico  y créeme que tu bolsillo lo agradecerá.

 Al caer la tarde los colores que se posan sobre el cielo es algo que aunque sucede todos los días no puedes dejar de disfrutar en Curacao el atardecer tiene un particular efecto relajante que si degustas con calma siempre permanecerá entre los buenos recuerdos de unas vacaciones inolvidables.

Twitter:       @kapuiwan

                     @vickyhddiaz

                      @adolfojesu

Instagram: @viajeskapuiwan

                    @los3KapuiViajeros

YouTube:    Kapui Wan

Facebook:   kapui.wan

Fotografías:  Adolfo Díaz

Cerrar